sábado, 26 de noviembre de 2011

Perdón, qué problema?

Recuerdo un día de trabajo en la oficina y de repente recibí una llamada interna de un compañero. Me pidió si podía ir un momento a su despacho. Al llegar me presentó al representante de uno de los proveedores de mi empresa y mediante el pequeño diálogo que os pongo a continuación os cuento lo que pasó:

COMPAÑERO: - Irene te he llamado para presentarte a este señor, me acaba de comentar que su mujer tiene el mismo problema que tú!

IRENE: - Ah, que tal, encantada!, peroooo…¿qué problema tengo yo?

PROVEEDOR: - me acaba de decir tu compañero que tienes Esclerosis Múltiple.

IRENE: - Ah perdón, es que no sabía que tener EM era un problema!

COMPAÑERO: - Lo ves?, por eso quería que conocieras a mi compañera Irene.

A su mujer le acababan de diagnosticar EM. Estuvimos hablando de los síntomas que su mujer tenía,  sobre los tratamientos, la asociación de EM…, pero la conversación mayormente la centramos en la actitud del enfermo.


 Si desde un principio consideras que tener EM es un problema no creo que sea bueno este comienzo para afrontar la enfermedad. Por supuesto que todos hemos pasado en el inicio de nuestra enfermedad por momentos muy desagradables, incertidumbre y miedo a lo desconocido, y por supuesto que cuando nos dan los brotes lo pasamos mal y en cierto modo considero que tenemos derecho a desanimarnos e incluso en ocasiones a estar de mal humor, pero lo importante es que procuremos que solo sea en ocasiones.
No debemos mirar a la enfermedad como un problema, nos ha tocado y no nos gusta que esté ahí y es difícil hacerle frente, pero no imposible y si cada uno ponemos de nuestra parte todos acabaremos venciéndola.

Nos ha tocado tenerla de compañera, pero debemos ponerla en segundo plano y disfrutar de nuestra vida y de los que nos rodean y… “de problema nada, monada”.

sábado, 19 de noviembre de 2011

EL PORQUE DE ESTE BLOG

Nunca me había imaginado que algún día decidiera crear un blog, para ser sincera hace dos semanas ni se me había pasado por la cabeza y es más, ni siquiera sabía con exactitud lo que era un blog.

Hace aproximadamente diez días descubrí el fantástico blog que tiene Sara Almodovar y me quedé maravillada, sobre todo por sus palabras y sentimientos reflejados, el mensaje que se respira en cada uno de ellos me llenó de orgullo y satisfacción al saber que hay gente como ella, tan positiva y tan bondadosa al querer compartirlo con el mundo.

Me vi tan identificada con ella que decidí escribirle un e-mail para presentarme y contarle mi historia. Le gustó y la publicó el pasado 15 de Noviembre en su blog titulado “EL COMIENZO DE IRENE”. A raíz de esta publicación, la cual me encantó, se me pasó por la cabeza la idea de crear el presente blog, con lo que espero no arrepentirme de esta decisión y hacerlo lo mejor posible.

Cuando era muy jovencita me gustaba escribir muchos de mis pensamientos y sentimientos. Hace muchísimo tiempo que no lo hago, sobre todo se lo achaco al ritmo de vida que llevamos hoy en día: trabajo, casa, niños… no queda tiempo para otras cosas, pero he decidido que me vendrá bien sacar un poquito de mi tiempo y dedicárselo  a este blog.

Lo que sí tengo claro  es que voy a tratar de que la finalidad del blog sea animar a tantas personas que hay con EM como yo, a través de mis ideas, pensamientos, sentimientos, anécdotas…

Hace tiempo que estoy desvinculada de la asociación de esclerosis y la verdad, añoro el hablar con personas que sienten y piensan como yo, me apetece reanudar esta costumbre que tenía tan olvidada, con lo que no me enrollo más y me pongo manos a la obra…AL ATAQUE!!!

APRENDER AYUDA A NO CAER

          Una de las cosas que más me ayudan a que sea llevadera la presencia de mi compañera de viaje es el aprender cosas nuevas, por ...