sábado, 25 de octubre de 2014

VIVE EL PRESENTE


Si hace 18 años, cuando me diagnosticaron esclerosis múltiple me hubieran dicho que a fecha de hoy estaría sin a penas secuelas no me lo habría creído.

La gente me ve y siempre me dicen que cualquiera diría que tengo EM y es verdad, por suerte me encuentro muy bien dentro de lo que cabe y no me canso de dar las gracias y de vivir el día a día. 

Hoy precisamente, una persona me ha dicho en la conversación que hemos mantenido, hablando de un percance en su salud que está padeciendo, que es muy duro tener y asimilar una enfermedad crónica, y que no paraba de pensar en lo mal que va a estar por culpa de la enfermedad.


Después de 18 años no puedo decir que sea mentira o que no lleve razón, por supuesto que es muy duro y que se pasan muy malos momentos, pero lo que si puedo decir es que cuando se padece una enfermedad crónica lo que no se debe hacer es dedicar gran parte de nuestros pensamientos a todo lo malo que nos puede pasar por padecer esa enfermedad, debemos intentar en la medida de lo posible vivir el presente, el día a día. Debemos pensar positivamente y ser optimistas.


En mi caso yo lo he aplicado y os aconsejo de corazón que lo hagáis, no es fácil pero os garantizo que merece la pena. Un abrazo a todos.



APRENDER AYUDA A NO CAER

          Una de las cosas que más me ayudan a que sea llevadera la presencia de mi compañera de viaje es el aprender cosas nuevas, por ...