Ir al contenido principal

MI ASOCIACION



Serenidad y compresión es lo que mayormente siento cuando aparezco por AEDEMCR. Es mi asociación. Sinceramente no voy todo lo que a mi me gustaría por mi atareada vida (de la cual no me quejo). Me encanta cada vez que voy y siento el ambiente tan limpio y amigable que se respira. Es increíble como la vida pone en tu camino personas a las que no conocías absolutamente de nada y a la vez hablas con ellas, compartes pequeños momentos y te das cuenta que hablamos el mismo idioma y que nos entendemos unos a otros como nadie más sabe hacerlo.




No penséis que esta conexión nace exclusivamente porque todos somos afectados de esclerosis múltiple, son más factores y cualidades las que reunimos dignas de admiración: alegría, diálogo, fuerza emocional, luchadores, calidad humana...., me siento muy afortunada por poder compartir momentos de mi vida con todos ellos, doy las gracias a la vida por haberlos puesto en mi camino.




Comprendo y respeto a todos aquellas personas afectadas por la EM que les de respeto aparecer por las asociaciones. Es inevitable que podamos ver o escuchar testimonios que no nos gustan, pero estoy convencida de que podemos ver y sacar más jugo positivo y vivencias agradables de las que nos podamos imaginar. En la mayoría de las ocasiones nos dejamos dominar por lo que nuestra mente nos proyecta e imaginamos cosas mucho más dramáticas de lo que realmente son. Yo te animo a que si te apetece saques un hueco de tu agenda y visites tu asociación, si lo estás dudando en ir o no ir yo te doy el último empujón para que vayas. Un fuerte abrazo.









Comentarios

  1. Hola Irene:

    No sabía nada de este tema. Espero que podamos hablar y me lo puedas contar. Saludos y mucho ánimo.
    Paco

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¡NO SE VE, PERO EXISTE!

En diversas entradas del blog he ido nombrando y hablando de todas las herramientas por así decirlo, de todos los aliados que tengo a mi lado para que nunca vaya por delante y no me domine mi gran compañera de viaje. Son mis grandes soldados que me ayudan a luchar y a mantenerme lo más firme posible. En ocasiones alguna que otra derrota tengo, pero siempre he logrado sobrevivir y sigo teniendo a fecha de hoy las ganas y fortaleza para seguir luchando.


Sin embargo, nunca suelo hablar de ellos pero, hoy quiero dar a conocer a los soldados con los que cuenta ella en esta gran lucha, soldados que no los ves venir de frente, que no sabes en qué momento te van a atacar y lo peor de todo que no tienes ni idea de hasta cuando estarán presentes, porque no matan, pero hieren y en ocasiones causan heridas muy profundas, heridas que son visibles e invisibles. Sobre las que se ven poco puedo decir, porque a la vista están y hablan por sí solas. Hoy quiero destacar y dar a conocer las INVISIBLES, aqu…

INCERTIDUMBRE

Durante estos 21 años he tenido brotes de todo tipo: más y menos intensos, unos que han remitido rápido, otros que han sido muy lentos, que sólo han afectado una zona del cuerpo otros que se han apoderado de varias y todos por suerte han ido remitiendo y dejando secuelas mínimas, pero si tengo que destacar algo de todos ellos y que me desespera es la llamada INCERTIDUMBRE.

Forma parte de mi vida el que día si y día no me note sensaciones y cosas raras, pérdidas de sensibilidad, adormecimiento, hormigueos, pérdidas de equilibrio... la continua fatiga y cansancio que mientras se van y vienen y no persisten pues te acostumbras y no les das tanta importancia pero... la cuestión es que cuando estas sensaciones llegan y deciden quedarse, cuando pasan horas y ahí siguen, y llega el día siguiente y parece que la sensación es un poco más intensa, entonces es el momento en el que pienso: "¿Me echabas de menos?"

Intento no obsesionarme y darme un poco más de tiempo antes de dar la voz …

EN QUE PIENSAS, CUANDO PIENSAS?

Te has parado a pensar cuáles son tus pensamientos cuando piensas? Así empiezo mi entrada de hoy con esta pregunta un tanto liosa pero a la vez muy importante en cada uno de nosotros.No sé cuál será tu respuesta pero en mi caso, yo no le prestaba la atención que se merece a la mayoría de pensamientos que inundan mi mente a diario y no solo que no prestaba atención, sino que no imaginaba que podían influir a tantos niveles en mi vida. Mucha gente que me conoce sabe que suelo ser lo más optimista que puedo y enfrentarme a los retos de la vida de la mejor manera posible, pero también saben que como todo ser humano tengo mis debilidades y atravieso malos momentos. Hace tres meses empecé a notar mis piernas con sensaciones extrañas. Casi cuatro años mi compañera de viaje ha estado ausente, llegue incluso a pensar que se había ido en otro vuelo para siempre, pero ha venido a visitarme y recordarme que sigue presente en mi vida. Aunque no sea plato de buen gusto tenerla conmigo en estos días, h…