Ir al contenido principal

SONRÍE

Hay veces que salen solas sin ningún esfuerzo, otras veces cuesta mucho sacarlas a la luz, en otras ocasiones aparece tan forzada que mejor seria que no saliera y no olvidarnos de las falsas que son muy malvadas y dañinas.
Las mas puras y hermosas son las de la infancia, naturales y espontáneas sin maldad ninguna. Con el paso del tiempo, a medida que vamos creciendo nuestras sonrisas van disminuyendo, comienzan a aparecer situaciones no muy agradables, situaciones con las que no contábamos, unas mas duras que otras y la grandeza de nuestra sonrisa va decayendo. Dichas situaciones no las podemos evitar, son parte de la vida, pero cada uno de nosotros somos responsables de que aumenten o disminuyan nuestras sonrisas.
Cuando todo es favorable a nuestro alrededor es muy fácil y no cuesta ningún  trabajo que aparezcan, sin embargo lo complicado es ser capaces de hacerlo cuando en nuestra vida falla alguna o varias patas de la mesa. Por supuesto que no es sencillo, pero depende de cada uno de nosotros el levantarnos y plantarle cara a los problemas. 


Os mentiría si os dijera que a lo largo de todos estos años siempre le he sonreído a la EM. He tenido muchos momentos en los que ha conseguido que mi sonrisa se mantenga escondida, sobre todo al principio, pero después poco a poco me fui haciendo mas fuerte y me fui ocupando de alimentar y nutrirme con otras situaciones que tenía en mi vida muy favorables y me ha ido muy bien, porque algunas veces mi sonrisa tiene la intención de bajar la guardia, pero soy capaz de levantarla lo antes posible.
Está demostrado que una actitud positiva y alegre, sonreír, quererte, influyen de forma muy favorable ante los problemas y enfermedades, depende de ti como quieras afrontarlos.
Y como todo es contagioso, también es muy bonito que las personas que tienes a tu alrededor se copien y que tambien sonrían porque hasta la persona mas seria es capaz de sonreír y "nadie necesita tanto una sonrisa, como aquel que no tiene ninguna para ofrecer".



Comentarios

  1. Siempre debemos mostrarle nuestra mejor cara. Podemos tener altibajos, y enfadarnos con la EM cuando acecha. Pero volveremos rápidamente a la sonrisa, no sea que la enfermedad se acostumbre. Un besito

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¡NO SE VE, PERO EXISTE!

En diversas entradas del blog he ido nombrando y hablando de todas las herramientas por así decirlo, de todos los aliados que tengo a mi lado para que nunca vaya por delante y no me domine mi gran compañera de viaje. Son mis grandes soldados que me ayudan a luchar y a mantenerme lo más firme posible. En ocasiones alguna que otra derrota tengo, pero siempre he logrado sobrevivir y sigo teniendo a fecha de hoy las ganas y fortaleza para seguir luchando.


Sin embargo, nunca suelo hablar de ellos pero, hoy quiero dar a conocer a los soldados con los que cuenta ella en esta gran lucha, soldados que no los ves venir de frente, que no sabes en qué momento te van a atacar y lo peor de todo que no tienes ni idea de hasta cuando estarán presentes, porque no matan, pero hieren y en ocasiones causan heridas muy profundas, heridas que son visibles e invisibles. Sobre las que se ven poco puedo decir, porque a la vista están y hablan por sí solas. Hoy quiero destacar y dar a conocer las INVISIBLES, aqu…

INCERTIDUMBRE

Durante estos 21 años he tenido brotes de todo tipo: más y menos intensos, unos que han remitido rápido, otros que han sido muy lentos, que sólo han afectado una zona del cuerpo otros que se han apoderado de varias y todos por suerte han ido remitiendo y dejando secuelas mínimas, pero si tengo que destacar algo de todos ellos y que me desespera es la llamada INCERTIDUMBRE.

Forma parte de mi vida el que día si y día no me note sensaciones y cosas raras, pérdidas de sensibilidad, adormecimiento, hormigueos, pérdidas de equilibrio... la continua fatiga y cansancio que mientras se van y vienen y no persisten pues te acostumbras y no les das tanta importancia pero... la cuestión es que cuando estas sensaciones llegan y deciden quedarse, cuando pasan horas y ahí siguen, y llega el día siguiente y parece que la sensación es un poco más intensa, entonces es el momento en el que pienso: "¿Me echabas de menos?"

Intento no obsesionarme y darme un poco más de tiempo antes de dar la voz …

EN QUE PIENSAS, CUANDO PIENSAS?

Te has parado a pensar cuáles son tus pensamientos cuando piensas? Así empiezo mi entrada de hoy con esta pregunta un tanto liosa pero a la vez muy importante en cada uno de nosotros.No sé cuál será tu respuesta pero en mi caso, yo no le prestaba la atención que se merece a la mayoría de pensamientos que inundan mi mente a diario y no solo que no prestaba atención, sino que no imaginaba que podían influir a tantos niveles en mi vida. Mucha gente que me conoce sabe que suelo ser lo más optimista que puedo y enfrentarme a los retos de la vida de la mejor manera posible, pero también saben que como todo ser humano tengo mis debilidades y atravieso malos momentos. Hace tres meses empecé a notar mis piernas con sensaciones extrañas. Casi cuatro años mi compañera de viaje ha estado ausente, llegue incluso a pensar que se había ido en otro vuelo para siempre, pero ha venido a visitarme y recordarme que sigue presente en mi vida. Aunque no sea plato de buen gusto tenerla conmigo en estos días, h…