sábado, 26 de noviembre de 2011

Perdón, qué problema?

Recuerdo un día de trabajo en la oficina y de repente recibí una llamada interna de un compañero. Me pidió si podía ir un momento a su despacho. Al llegar me presentó al representante de uno de los proveedores de mi empresa y mediante el pequeño diálogo que os pongo a continuación os cuento lo que pasó:

COMPAÑERO: - Irene te he llamado para presentarte a este señor, me acaba de comentar que su mujer tiene el mismo problema que tú!

IRENE: - Ah, que tal, encantada!, peroooo…¿qué problema tengo yo?

PROVEEDOR: - me acaba de decir tu compañero que tienes Esclerosis Múltiple.

IRENE: - Ah perdón, es que no sabía que tener EM era un problema!

COMPAÑERO: - Lo ves?, por eso quería que conocieras a mi compañera Irene.

A su mujer le acababan de diagnosticar EM. Estuvimos hablando de los síntomas que su mujer tenía,  sobre los tratamientos, la asociación de EM…, pero la conversación mayormente la centramos en la actitud del enfermo.


 Si desde un principio consideras que tener EM es un problema no creo que sea bueno este comienzo para afrontar la enfermedad. Por supuesto que todos hemos pasado en el inicio de nuestra enfermedad por momentos muy desagradables, incertidumbre y miedo a lo desconocido, y por supuesto que cuando nos dan los brotes lo pasamos mal y en cierto modo considero que tenemos derecho a desanimarnos e incluso en ocasiones a estar de mal humor, pero lo importante es que procuremos que solo sea en ocasiones.
No debemos mirar a la enfermedad como un problema, nos ha tocado y no nos gusta que esté ahí y es difícil hacerle frente, pero no imposible y si cada uno ponemos de nuestra parte todos acabaremos venciéndola.

Nos ha tocado tenerla de compañera, pero debemos ponerla en segundo plano y disfrutar de nuestra vida y de los que nos rodean y… “de problema nada, monada”.

4 comentarios:

  1. Irene, me he emocionado con tu relato, adelante con tu proyecto.

    ResponderEliminar
  2. Perdón...

    Me has dejado K.O....

    Cuanto que aprender de alquien tan cercano a mí...


    Un besazo Guapaaaaa

    ResponderEliminar
  3. Es maravilloso Irene lo que contás. La verdad, te tengo que ser sincera, yo lo veo como un problema, pero a partir de ahora intentare de dejar de pensar que lo es.
    Es buenísimo el ánimo que das.
    BEsos!

    ResponderEliminar

APRENDER AYUDA A NO CAER

          Una de las cosas que más me ayudan a que sea llevadera la presencia de mi compañera de viaje es el aprender cosas nuevas, por ...