Ir al contenido principal

¡NO SE VE, PERO EXISTE!

En diversas entradas del blog he ido nombrando y hablando de todas las herramientas por así decirlo, de todos los aliados que tengo a mi lado para que nunca vaya por delante y no me domine mi gran compañera de viaje. Son mis grandes soldados que me ayudan a luchar y a mantenerme lo más firme posible. En ocasiones alguna que otra derrota tengo, pero siempre he logrado sobrevivir y sigo teniendo a fecha de hoy las ganas y fortaleza para seguir luchando.


Sin embargo, nunca suelo hablar de ellos pero, hoy quiero dar a conocer a los soldados con los que cuenta ella en esta gran lucha, soldados que no los ves venir de frente, que no sabes en qué momento te van a atacar y lo peor de todo que no tienes ni idea de hasta cuando estarán presentes, porque no matan, pero hieren y en ocasiones causan heridas muy profundas, heridas que son visibles e invisibles.
Sobre las que se ven poco puedo decir, porque a la vista están y hablan por sí solas. Hoy quiero destacar y dar a conocer las INVISIBLES, aquellas que pasan desapercibidas ante los ojos de la sociedad, aquellas que ni se pueden imaginar, aquellas que por mucho que las expliques y describas no son capaces de llegar a ser entendidas, porque son síntomas que no se pueden explicar con palabras, sólo se entienden si los sientes.


Podría explicar cada uno de estos síntomas invisibles, seguro que lo haré a lo largo de las entradas que vaya publicando en el blog, pero en esta ocasión me voy a centrar en uno en particular, en uno que desde mi experiencia es el más invisible de todos, el más incomprendido, el más difícil de explicar y el que más cuesta entender por la sociedad: LA FATIGA.
Cuando los afectados de esclerosis múltiple hablamos de fatiga, no nos estamos refiriendo a la típica fatiga que todas las personas después de haber hecho un esfuerzo físico o mental sentimos, eso es lógico y natural en el cuerpo humano, sin embargo la fatiga de la esclerosis múltiple no tiene nada que ver con ésto. Cuando me oigas decir que estoy fatigada y que llevo una temporada que la fatiga puede conmigo no pienses en tu fatiga, no pienses en esa fatiga lógica y natural, aunque sea difícil por tu parte entenderla te digo que esta fatiga hace en nosotros que después de hacer cualquier tarea cotidiana de nuestro día a día: andar, cocinar, vestirte, hacer la compra, tareas de los peques, limpiar, la menstruación..., y muchas más que ya sabéis, para nosotros es una carga muy, muy pesada, el cansancio y agotamiento que sentimos es muy elevado en proporción a la tarea desempeñada, nuestras articulaciones, tanto superiores como inferiores se vuelven muy pesadas. Yo siento como si mis articulaciones adquirieran el doble de volumen del que realmente tienen, al moverlas siento agarrotamiento y dolor muscular, como una especie de agujetas permanentes que al tumbarme y relajarme, siento como si mis piernas no fueran mías y a la vez que me pesan tres veces más.

 ¿ Te resulta difícil de entender?  Agradezco enormemente de corazón a todas aquellas personas que nos rodean y tratan de entendernos y ayudan a que esta fatiga sea más llevadera. Por otro lado,  también quiero aprovechar y decirles a las personas que, por el contrario no nos entienden, y que dudan de lo que decimos, que porque me veas con tacones, porque vaya arregladita a trabajar y te mire con una sonrisa de oreja a oreja, piensa que vivo un constante desafío, que por supuesto os respeto pero que..... "TU NO LA VES... PERO ES MUY REAL".
Con motivo del día mundial de la esclerosis múltiple se ha hecho este pequeño spot muy representativo de lo que acabas de leer y que me hace ilusión compartir en mi blog, espero que os guste.
Spot día mundial de la Esclerosis Múltiple 

Comentarios

Entradas populares de este blog

INCERTIDUMBRE

Durante estos 21 años he tenido brotes de todo tipo: más y menos intensos, unos que han remitido rápido, otros que han sido muy lentos, que sólo han afectado una zona del cuerpo otros que se han apoderado de varias y todos por suerte han ido remitiendo y dejando secuelas mínimas, pero si tengo que destacar algo de todos ellos y que me desespera es la llamada INCERTIDUMBRE.

Forma parte de mi vida el que día si y día no me note sensaciones y cosas raras, pérdidas de sensibilidad, adormecimiento, hormigueos, pérdidas de equilibrio... la continua fatiga y cansancio que mientras se van y vienen y no persisten pues te acostumbras y no les das tanta importancia pero... la cuestión es que cuando estas sensaciones llegan y deciden quedarse, cuando pasan horas y ahí siguen, y llega el día siguiente y parece que la sensación es un poco más intensa, entonces es el momento en el que pienso: "¿Me echabas de menos?"

Intento no obsesionarme y darme un poco más de tiempo antes de dar la voz …

EN QUE PIENSAS, CUANDO PIENSAS?

Te has parado a pensar cuáles son tus pensamientos cuando piensas? Así empiezo mi entrada de hoy con esta pregunta un tanto liosa pero a la vez muy importante en cada uno de nosotros.No sé cuál será tu respuesta pero en mi caso, yo no le prestaba la atención que se merece a la mayoría de pensamientos que inundan mi mente a diario y no solo que no prestaba atención, sino que no imaginaba que podían influir a tantos niveles en mi vida. Mucha gente que me conoce sabe que suelo ser lo más optimista que puedo y enfrentarme a los retos de la vida de la mejor manera posible, pero también saben que como todo ser humano tengo mis debilidades y atravieso malos momentos. Hace tres meses empecé a notar mis piernas con sensaciones extrañas. Casi cuatro años mi compañera de viaje ha estado ausente, llegue incluso a pensar que se había ido en otro vuelo para siempre, pero ha venido a visitarme y recordarme que sigue presente en mi vida. Aunque no sea plato de buen gusto tenerla conmigo en estos días, h…